miércoles, 10 de julio de 2013

Aterrizando ...



Lo que menos me gusta de las vacaciones son el día de antes y el día de después; me explico: el día previo hay que andar preparando y haciendo el equipaje, y el de después, cuando llegas a casa, venga recoger, reponer el frigo, las comidas, y lo peor, que hace un calor de la leche y aquí no hay playa.

Ayer al mediodía llegábamos a casa tras una semana en la provincia de Tarragona, concretamente en l´Ampolla. Nos ha dado tiempo a hacer todo lo que teníamos previsto y como además el buen tiempo nos ha acompañado, no nos ha dado pereza hacer nuestras excursiones por los alrededores: Tortosa, Tarragona, Gandesa y su museo de la batalla del Ebro, Benifallet y sus cuevas, Delta del Ebro con crucero incluído, calas del Perelló a pie, l´Assut ... una alegría para el cuerpo (aunque los niños se han cansado bastante).

Lo que no hemos podido hacer en esta ocasión es correr por la playa pues donde estábamos alojados todo eran calas pequeñas, que están muy bien para bañarse, pero que no dan más de sí para correr (bueno, un día Javier aprovechó para hacer rectas a toda pastilla con el consiguiente peligro para los bañistas). El resto de los días ha estado corriendo por los alrededores pero era muy incómodo pues todo eran continuas subidas y bajadas (yo lo comprobé un día y se me quitaron las ganas).

El hotel se encontraba en lo alto de un acantilado y para bañarse en el mar, había que seguir un sendero hasta llegar a la playa de Cap Roig, pequeñita pero muy coqueta. Siguiendo ese mismo camino que pasaba justo entre nuestra terraza y el mar, se podían hacer varios kilómetros al borde de los acantilados sin peligro. 

En resumen, buen tiempo, buen hotel, tranquilidad y desconexión de la rutina: vacaciones. ¡Ay madre lo que falta para las próximas! Aunque sólo es cuestión de tener paciencia (y trabajo).

ALGUNAS FOTOS 








2 comentarios:

JAVIER AYUSO MESTANZA dijo...

¡Qué envidia y qué bien lucen las fotos!. A saber si podremos hacerlo nosotros. Ahora estoy pluriempleo dando un curso por las tardes en Ciudad Real, y no puedo tampoco coger vacaciones en mi trabajo habitual, porque estoy solo.

Ana Estrada dijo...

¡Seguro que sacáis algunos días! En cualquier caso, si no puedes por trabajo, también es una suerte (tener trabajo). Muchas gracias por tu comentario y ¡nos vemos!