lunes, 6 de enero de 2014

El por qué de tener unos músculos fuertes


Músculos es sinónimo de personas que se matan en el gimnasio con largas sesiones de entrenamiento. Nada más lejos de la realizad, y es que todos nosotros tenemos músculos que componen nuestro cuerpo y son, junto a los huesos y tendones los culpables de que podamos mantenernos en pie, desplazarnos, coger cosas, respirar…

Tenemos que tener en cuenta que los músculos son algo primordial en nuestro organismo. No debemos olvidar que el corazón en un músculo, y sin el la vida sería imposible, por esto es importante que no descuidemos el cuidado de todos los músculos de nuestro cuerpo, ya que es necesario que los tengamos en perfectas condiciones para poder afrontar los retos que día a día se nos presentan.

Como ya sabemos el deporte es la mejor forma de tener unos músculos en perfectas condiciones, y es que la importancia de unos músculos sanos es mayor de lo que pensamos en el día a día. Vamos a ver algunos motivos de por qué tenemos que trabajarlos y no dejar que se duerman. Ante todo debemos tener en cuenta que los músculos son el motor de nuestro cuerpo. Gracias a ellos podemos realizar movimientos, desplazarnos, coger cosas…

Pero los músculos no son de acero, y por lo tanto se cansan si les sometemos a un trabajo excesivo. Cuanto más trabajados los tengamos mayor será su rendimiento, por lo que aguantaremos más en una caminata por ejemplo, o nos desplazaremos más rápido… Los músculos además son un protector de los huesos y las articulaciones. Mantenerlos fuertes hace que sean ellos los que absorben el impacto de cualquier golpe que podamos recibir del exterior, así como evitar que las articulaciones aguanten la presión de los movimientos, ya que son ellos los que la soportan. De esta manera nuestros huesos y articulaciones están protegidos perfectamente. 

Es necesario que en nuestra vida cotidiana tengamos unos músculos fuertes, ya que la fuerza está presente en muchos de los movimientos que realizamos día a día. La buena salud muscular permitirá que podamos tener una vida totalmente normal. Por este motivo es importante la práctica deportiva, pues además de tonificar los músculos estaremos trabajando el corazón. El corazón es otro músculo que también es importante tener en forma. Practicar ejercicio aeróbico como la carrera, andar en bici, caminar… nos ayudará a mantener un corazón fuerte y sano capaz de aguantar todo. 

No solamente entrenar los músculos es sinónimo de fanáticos del gimnasio, sino que todo el mundo debe tener en cuenta la importancia de mantener un cuerpo activo y listo para afrontar los obstáculos de la vida cotidiana y no caer en el intento.

2 comentarios:

JAVIER AYUSO MESTANZA dijo...

Estoy de acuerdo, y al paso no me colgarían tanto los pellejos, jejej

Saludos

Ana Estrada dijo...

¡Hombre! No será para tanto.